Tu mejor empaque

Tamara | mar 24, 2016

¡“Viste” a tu producto!

Elige un empaque original, llamativo y cómodo. Recuerda que tus productos se enviarán a otros destinos y muchas veces en el viaje pueden surgir imprevistos que dañen el empaque, no es lo ideal, pero sucede, por lo que hay que procurar proteger el producto ante todo para no incurrir en costos de devoluciones cuando un producto llega en malas condiciones, por ejemplo.

Los principales beneficios de un buen empaque son:

  • Contener y proteger al producto
  • Proporcionar información sobre el producto
  • Sugerir beneficios del producto
  • Segmentar al mercado
  • Publicidad
  • Diferenciación contra otros productos

El empaque debe transmitir lo que una marca significa para el consumidor, para lograrlo debes enfocarte en los elementos básicos de la marca como:

  1. Logo
  2. Tipografía
  3. Product shot o ilustración
  4. Combinación de colores
  5. Elegir entre envase, caja, bolsa, sobre, contenedor, etc.

Al diseñar un empaque es indispensable cuidar los costos, proteger el diseño legalmente, lograr entablar una mejor comunicación de la marca con el consumidor a través del empaque y darle al cliente ventajas que fortalezcan el valor de sus marcas. Es muy importante considerar el tipo de producto que manejas, pues muchas veces, el diseño y funcionalidad de un empaque dependen directamente del tipo de producto y también del tipo de público al que va dirigido pues muchas veces productos que representan un costo alto, llevan un empaque más elaborado, a diferencia de productos que no representan costos tan altos, que pueden permitirse ir portados en empaques menos sofisticados, sin embargo, esto no significa que llevan un mal empaque, sino todo lo contrario, nunca hay que olvidar que cuando un cliente recibe un producto en la puerta de su casa, el empaque se convierte en tu carta de presentación.

Te compartimos algunos ejemplos de envases creativos que nos parecieron interesantes. ¡Inspírate!

 

 


Artículos relacionados