SEM son las siglas de Search Engine Marketing y hace referencia al uso de herramientas y estrategias que nos ayudan a optimizar la visibilidad y a aumentar la accesibilidad de los sitios y páginas web gracias a los motores de búsqueda. De forma natural, cuando hablamos de SEM, nos referimos a los anuncios y campañas que pagamos en dichos buscadores, más concretamente en Google.

El SEM permite dar a conocer de una forma bastante eficiente todos tus productos, pues puedes generar campañas de venta directa con un tráfico más segmentado y además con una inversión que refleja los beneficios en el corto plazo, lo que significa que si se emplea de la manera correcta, los ingresos se reflejan en seguida.

Es importante que consideres los siguientes puntos, ya que cuando se trata de invertir dinero en una campaña de marketing, es importante tomarse el tiempo y la disposición para hacer las cosas bien.

Escoge la plataforma que más te convenga

Existen distintas formas de anunciarte en Internet y generar tráfico dentro de tu sitio web utilizando los distintos buscadores. Ninguna es mejor o peor, simplemente, la que más te conviene depende directamente de la industria a la que perteneces y de quién es tu target final. Debes de analizar detalladamente por dónde se mueve tu audiencia y en base a eso, decidir anunciarte en las plataformas en donde más visible y atractivo resultes.

Sin duda, las mejores y más populares plataforma hoy en día son Google Adwords y Facebook Ads. Aunque existen muchas personas que comienzan a trabajar con Bing Ads por ejemplo, ya que ofrecen varias ventajas respecto a Google Adwords, pero nuevamente, la elección depende al 100% de ti.

De no ser que tu nicho de mercado sea muy específico, probablemente te convenga comenzar utilizando Google y Facebook, pues no es de poca importancia que sea el motor de búsquedas #1 en el mundo

Además, ambas plataformas están pensadas para ser utilizadas por cualquier nivel de usuario, ya que son intuitivas y existen un sin fin de herramientas de apoyo y aprendizaje que te garantizamos, te harán un experto en poco tiempo.

El copy lo es todo

Los anuncios de Google o Facebook tienen caracteres limitados y características concretas. En realidad, pensamos que si no puedes convencer al usuario de consumir tu marca en pocas palabras, necesitas replantearte la idea. Pues un buen producto o servicio no requiere de mucho convencimiento, más allá de una simple explicación de por qué al público le conviene consumirte. El mensaje debe de ser claro, atractivo y diferenciado para que genere los resultados esperados.

El copy de tus anuncios debe de cumplir con ciertas características, te ayudamos con lo más importante:

  • El mensaje debe de aportar información de valor, es decir, debe de ofrecer algo que beneficie al usuario de alguna forma cuando éste haga clic en tu anuncio, de otra forma, ¿por qué les interesaría conocer más sobre ti?
  • Utiliza un lenguaje claro, si te complicas la vida con redundancias y palabras complicadas, se puede no entender lo que tratas de comunicar o peor aún, se pueden malinterpretar las palabras.
  • El texto que describas debe de estar directamente vinculado con lo que ofreces. Mucho ojo, si la información del anuncio no es consistente con la página de destino a la que se redirige a tu audiencia, perderás credibilidad.
  • Procura incluir las palabras clave con las cuales intentas posicionarte. Esto mejorará también tu posicionamiento SEO en motores de búsqueda.

Además, estos son algunos consejos que, dada la experiencia, podemos compartirte:

  • Que no te de miedo utilizar tu creatividad al momento de generar estos anuncios. Miedo caer en lo típico y común.
  • Las personas están cansadas de anuncios y lenguajes en donde sienten que no se están comunicando con un humano. Atrévete a hablar de tú, mientras más personal sientan el mensaje, mejores resultados obtendrás.
  • Procura siempre hablar en positivo y evitar palabras que denoten un sentido negativo.
  • Numerito habla, si puedes incluir hechos y cifras citadas de fuentes confiables, mejor.
  • Genera un CTA (Call To Action) llamativo y que rete al usuario a querer hacer clic en tu anuncio.

Sobre todo, recuerda que: ¡Menos, es más!

De la vista nace el amor

Procura prestar especial atención a las imágenes o videos que utilizas en tus anuncios.

Tanto Google como Facebook Ads, permiten incluir imágenes o videos en tus campañas de publicidad. La realidad es que vivimos en un mundo en el que a la gente le da flojera leer, así que aprovecha que la comunicación visual, también habla por sí sola.

  • Si tu imagen no es de buena calidad, la posibilidad de que el usuario haga clic en tu anuncio, disminuye significativamente.
  • Asegúrate de que tus imágenes y/o videos, estén optimizados para verse desde en una computadora, hasta un móvil, pues hoy en día, no puedes darte el lujo de no ser multipantalla.
  • Asegúrate de que los archivos no pesen mucho, pues de ser así, el tiempo de carga será mayor y recuerda que las personas ya no se distinguen por ser pacientes.
  • Ten mucho cuidado con los derechos de autor. Adquiere las imágenes y videos de forma legal, ya sea sin copyright o pagando por ellas. Si no lo haces, te arriesgas a ser multado, lo cuál a la larga representa un mayor gasto en dinero y esfuerzo para tu negocio.

Es importante que sepas que la mayoría de las ventas de un producto, resultan cuando van acompañadas de un video, ya que este le da credibilidad a la campaña y de alguna forma muestra el producto siendo usado, lo que sin duda puedes aprovechar, partiendo del hecho de que la venta se realiza por medio de una plataforma digital y no en un punto de venta físico en donde se tiene una visual real del producto.

Conversión y branding

Las distintas técnicas que puedes utilizar no tienen como objetivo único, el atraer tráfico al sitio web de destino. Sino que más bien, se debe de aprovechar inteligentemente la inversión, con la meta final de transformar al público en clientes o usuarios, obteniendo como resultado una conversión.

Debes de optimizar los anuncios, asegurándote de que cada uno de ellos contenga textos y diseños adecuados, tomando en cuenta además, factores importantes como el momento, el lugar y la hora en que se muestran. De por sí, Google y Facebook te permiten segmentar al público de las campañas, lo que te ayuda en gran medida a poder generar una campaña bien dirigida. Aunque si tu estudio de mercado no está bien realizado y no tienes bien definido tu público meta, primero hay que asegurarse de que este punto esté cubierto.

Toma decisiones para aumentar la conversión en base a:

  • Las palabras clave que han de estar incluidas en el anuncio. A través de Google Adwords puedes darte una idea de la puja sugerida para cada palabra clave, las búsquedas y la competencia de la Keyword (palabra clave) por la que estás pujando.
  • Tu presupuesto. Definiendo el tipo de campaña que vas a utilizar.
  • La rotación de los anuncios, para ver cuál te da mejores resultados (conversiones).
  • Días y horarios en los que van a salir tus anuncios, dependiendo de tu producto y de la actividad y momento de conexión de tu público meta.
  • El diseño de los anuncios. Piensa si éste es atractivo, llamativo y si todos los elementos se unen de manera armónica como para lograr convencer al usuario final.
  • Al lugar (virtual/digital) en donde van a aparecer tus anuncios.

En el caso de Google Adwords específicamente, es importante conocer la red de display, que hace referencia a los más de dos millones de sitios y webs afiliadas a Google en los que se muestran los anuncios que creas cuando estás generando una campaña de display. Este tipo de campañas probablemente generen menos clics, pero definitivamente es ideal si lo que buscas es aumentar el branding y reconocimiento de tu marca, ya que logras aparecer en sitios relevantes a tu nicho de mercado.

¡Primero los más vendidos!

Definitivamente lo que más te conviene en estos casos es apostar por los productos más vendidos. Si llevas un buen control y seguimiento de tu web, sabrás qué entradas son las más visitadas  y cuáles son los productos más vendidos. Para esto puedes hacer uso de herramientas como las estadísticas que te arroja Shoperti o sistemas un poco más complejos como lo es Google Analytics.

En SEM vas a invertir dinero en promocionar algún tipo de material que promete generar un buen ROI, pero, ¿y si no es lo suficientemente bueno como para ser rentable? Si ya conoces tus productos y sabes el flujo de venta que tienes, intentar promocionar productos que no se mueven mucho y reflejan pocas ventas, será contraproducente.

Si de todas maneras quieres mejorar la venta de productos que muestran poco movimiento, hazlo mediante SEO, posiciona bien tus productos, junto con sus nombres y descripciones, analiza el flujo que se genera hacia ellos y si de plano no encuentras movimiento, puede ser que a tus usuarios no les interese el producto. Así no vale la pena invertir tu dinero, escucha lo que las estadísticas arrojan, ellas NO mienten. Actúa de forma inteligente y saca el mayor provecho de tu inversión en anuncios.

 

¿Qué sí y qué no?

Una vez tomada la decisión de por qué productos apostar para acercarse un paso más al éxito, debemos de considerar lo siguiente:

  • ¿Las ventas han aumentado desde que comenzó la campaña?
  • ¿Qué tanto han variado los porcentajes que son importantes para ti de medir?
  • ¿Cuál anuncio representa más clics y conversiones?
  • ¿Se están cumpliendo tus objetivos de campaña?

Una vez que respondas a todas tus preguntas, deberás de considerar si es necesario hacer cambios y seguir probando nuevas estrategias para ver cuál funciona mejor. Si las que implementaste, muestran buenos resultados, recuerda que siempre puedes optimizarlas para crecer las ventas aún más y por el otro lado, si las campañas no funcionaron en lo absoluto, habrá que hacer un replanteamiento de la idea. Claro que para tomar estas decisiones es importante basarse en métricas y datos objetivos, no tanto en suposiciones. No te conformes, siempre puedes alcanzar mejores resultados.

Nunca subestimes la efectividad del A/B testing

El A/B testing es una extraordinaria técnica que se basa en probar dos opciones distintas con el mismo objetivo. En este caso, nos referimos a dos anuncios idénticos en donde únicamente se utiliza un elemento distinto en los anuncios, lo que te permite medir con mejor efectividad si la opción A o B funciona mejor. Puede ser desde una diferencia en diseño, un texto, una imagen o hasta el acomodo de los elementos del anuncio.

Esta estrategia puede definitivamente ayudarnos a decidir qué funciona mejor, qué colores llaman más la atención o que textos convencen más, tomando decisiones basadas en resultados y no suposiciones.

Aunque el nombre lo indique, esta prueba no solo propone hacer pruebas “A” o “B”, sino que puede que existan “X” posibilidades que funcionen mejor, por lo que esta técnica debe de utilizarse, no solo en la etapa de lanzamiento de la campaña, sino a lo largo de esta para mejorar el rendimiento y los resultados de la misma.

 

Recuerda que son los pequeños detalles los que hacen una gran diferencia. Aprovecha esta herramienta de marketing para optimizar tus inversiones y conocer a profundidad lo que tu audiencia, busca, prefiere y con lo que mejor se identifica.

 

No tengas miedo de probar cosas nuevas

Es un hecho que no todas las estrategias funcionan de la misma forma para todas las marcas. Existen infinitas guías, recomendaciones, blogs de expertos y gurús en el tema, pero la realidad es que no existe receta secreta para el éxito más que seguir intentando hasta dar en el clavo.

Cada audiencia es un mundo, cada negocio funciona de una forma única y diferente. No tengas miedo de intentar nuevas cosas, de proponer nuevas ideas, de echar a volar tu imaginación.

El campo del marketing online no es una ciencia pura que responde ante fórmulas matemáticas, sino que más bien se basa en la prueba y el error, en la subjetividad y circunstancias que debemos de saber interpretar en base a hechos reales.

El SEM en todo un mundo por descubrir, así que experimenta sin miedos. Lo más recomendable definitivamente es comenzar a adentrarte en este mundo a través de Google Adwords, pues te resultará sencillo familiarizarte con la plataforma, además de que sabemos el poder que tiene esta herramienta hoy en día. Una vez que hayas aprendido los conceptos básicos, te irás soltando con más confianza cada vez y será en ese momento, que la creatividad dará lugar a la implementación de nuevas e innovadoras ideas.

 

Ahora, es tu turno. Si tienes dudas o quieres compartirnos tu opinión, hazlo en los comentarios y con gusto responderemos a la brevedad.


Artículos relacionados