¿Alguna vez te ha sucedido que te desilusionas un poco o incluso te molestas al descubrir lo que los demás opinan de ti?

Esto no es casualidad, a todos nos sucede y generalmente se debe a que no somos del todo objetivos con nosotros mismos e incluso cuando tratamos de serlo, inconscientemente nos volvemos un poco apáticos ante la idea de pensar que podríamos hacer las cosas mejor de lo que las hacemos.

En otras palabras, para todo el mundo parece mucho más lógico que para nosotros, entender cuál es verdaderamente nuestro punto débil.

Cuando se trata de tu tienda o negocio en línea, sucede exactamente lo mismo. Te rompes la cabeza armando el sitio de tal manera que luzca perfecto para un consumidor final, pero olvidas por completo el hecho de que hay temas en los que podrías mejorar. Es por esto, que ante la frustración que te genera no entender por qué algunas de las acciones que realizas, no dan los resultados que esperas, te compartimos algunas de las razones más comunes por las cuales tu tienda no está vendiendo lo que esperabas.

Para comenzar, debes de saber que existen puntos clave que hacen que tu tienda en línea sea más confiable. Por ejemplo, el diseño de la tienda, los precios de los productos o los las modalidades de envío y métodos de pago, en ocasiones se convierten en factores que determinan directamente, la necesidad y urgencia del mismo producto.

Otro tema importante que influye directamente en el nivel de ventas de tu tienda online, es la rapidez con la que te pones en contacto con los clientes que han abandonado su carrito de compras y la calidad de tu atención al cliente.

Ahora que conoces esta información, es momento de tomar cartas sobre le asunto. Para empezar, es de suma importancia que cuentes con un sistema de chat que funcione en tiempo real y que esté monitoreando la actividad de tus clientes. Esto te permitirá crear una estrecha relación con todos ellos y se sentirán atendidos por ti personalmente.

No existe algo mejor que hacer sentir a un cliente, que detrás de su computadora, se encuentra un verdadero ser humano que entiende y atiende a sus dudas y necesidades. Es importante que la persona que atienda a este chat, sea capaz de comprender las inquietudes del cliente de manera ágil y rápida, ya que el tiempo que le toma a un operador de servicio al cliente, entender una situación específica, puede en repetidas ocasiones convertirse en una razón para que el cliente abandone y deje de responder.

Por otra parte, aunque parezca relativamente lógico e innecesario de mencionar, las imágenes tienen un poder impresionante a la hora de convencer a un cliente y dar seguridad sobre un producto. Éstas suelen ser las responsables en repetidas ocasiones, de volver irresistible a un producto. Piensa en ocasiones en las que tú mismo hayas estado navegando en alguna tienda en línea, si terminaste comprando en alguna de ellas, lo más probable es que lo que te haya terminado convencido haya sido la presentación y la vista que se le da a los productos.  

Recuerda que una buena imagen, activa el uso de los sentidos de un cliente, haciendo que desee poseer lo que está viendo.

Finalmente, te recomendamos asegurarte de que tus esfuerzos de comunicación estén siendo bien dirigidos.

Con esta información en mente y Shoperti para ayudarte, vender será verbo y no sustantivo.

Atte. El equipo de Shoperti

 


Artículos relacionados