Este mes es, por excelencia, el mes favorito de todas las mamás. En Shoperti, aplaudimos a todas ellas, quienes a pesar de atender un negocio, tienen un trabajo de tiempo completo por el que no reciben ningún tipo de paga.

Si eres una mujer decidida, fuerte, trabajadora y con ganas de emprender, te invitamos a unirte a nuestro equipo.

Las mujeres tienen diferentes roles dentro de una familia: ser madre, esposa y estar pendiente en el buen funcionamiento de las actividades del hogar. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que estos roles ya no son la meta principal para la autorrealización de una mujer. El éxito profesional forma ya una parte muy importante dentro de las principales aspiraciones para el crecimiento y satisfacción de la vida personal.

Actualmente, la mayoría de las mujeres cuentan con un empleo que forma parte del sustento económico de una familia, pero en el momento en que llegan a ser madres algunas optan por dejar la vida laboral, con la finalidad de estar presentes en el desarrollo y crecimiento de sus hijos.

¿Pero quién dijo que el trabajo impide a la mujer estar al pendiente de su familia? En Shoperti creemos que no debería de ser así.

Posiblemente un trabajo como personal de alguna empresa, puede tener ciertas desventajas, que afectan en el cuidado de la familia. Sin embargo, existe la posibilidad de seguir trabajando mientras estás al pendiente de tus hijos: emprender tu propio negocio desde casa.

Iniciar un negocio propio tiene muchos beneficios:

  • Manejas tu propio horario y agenda
  • Adaptas el desarrollo de tus actividades a tu comodidad
  • Cuidas de tu hijos mientras trabajas
  • Cada vez es mayor el número de mujeres emprendedoras que aparte de ser madres, están iniciando un negocio desde casa que les permite ser económicamente independientes, desarrollarse en lo que les apasiona y por supuesto, cuidar de sus hijos casi a tiempo completo.

El comercio electrónico, te permite convertirte en una mamá emprendedora, ya que cuenta con la flexibilidad necesaria para que puedas trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar, incluyendo tu casa. Esto no quiere decir que sea un trabajo sencillo, claro que es necesario tener compromiso y esforzarte para obtener los resultados esperados, pero como dice el dicho: “Nadie dijo que sería fácil, solamente que valdría la pena”.

Si estás decidida a comenzar un negocio en casa y ser mamá a la vez, te vamos a compartir unos consejos que te ayudarán a cumplir tus sueños.

Administra el tiempo

Toma en cuenta que el tiempo no es un recurso renovable, así que para cuidar a tu familia y ser una mamá emprendedora, debes aprovecharlo al máximo.

Existen varias aplicaciones que te pueden ayudar a administrar tu tiempo, las cuales se pueden adaptar a tu estilo de vida e incluso te harán recomendaciones para mejorar tu productividad.

Por otro lado, utiliza agendas físicas o virtuales, pizarrones y listas de horarios, que te puedan ayudar a planificar tus actividades día a día, para que así, puedas establecer metas diarias realistas y no te satures de pendientes.

La finalidad de esto es que aproveches tu tiempo al máximo, y no solo consideres el tiempo que invertirás en tu negocio online, también es importante que incluyas las actividades diarias en tu rol como mamá, recuerda que la vida profesional y tu vida personal no están peleadas. Recuerda que esta administración de tiempo debe basarse en los dos aspectos de tu vida, con la finalidad de no descuidar a tu familia.

Tener un control exacto de tu día te puede ayudar a que un futuro estés mejor organizada, aunque nunca debes de olvidar que es importante también hacerte espacio para disfrutar de tu tiempo libre y hacer lo que te gusta.

 Trabaja duro

Sabemos que ser madre ya es, por sí mismo, un trabajo duro que conlleva mucha responsabilidad. Ahora, ser una mamá emprendedora aumentará el grado de complejidad de las tareas que tengas que realizar. Por lo que debes mentalizarte y dar el 100% de ti para conseguir resultados óptimos.

Claramente tu negocio, al igual que un bebé, no crecerá de la noche a la mañana, pero no te desesperes, así como todo en la vida, el desarrollo de un negocio toma tiempo, así que sé paciente, estamos seguros de que el tuyo será todo un éxito.

Incluso trata de involucrar a tu familia para que conozca a fondo tú proyecto y puedan apoyarte cuando sea necesario en pendientes que surjan de improvisto. Recuerda que mientras más conozcan sobre los beneficios que traerá tu negocio para todos, más importante se volverá en sus vidas. Si es importante para ti, también lo será para ellos.

Cultura empresarial flexible

Para ser una mamá emprendedora, es indispensable establecer horarios para el cumplimiento de los objetivos de tu proyecto, pero una de las maravillas de emprender en el comercio electrónico es que puedes trabajar donde sea, como sea, cuando sea.

Tener hijos puede traer eventos imprevistos en todo momento, un hijo enfermo o una junta escolar momentánea. Cualquier situación no contemplada en tu horario puede surgir y para esto necesitas una cultura empresarial que se pueda moldear a la vida de una mamá emprendedora.

Ahora, si estás contemplado incluir a más personas en el proyecto, es importante que todos estén conectados en el mismo canal y entiendan la cultura laboral que planteas. Una vez en sintonía verás que las actividades y tu equipo de trabajo se amoldarán a tu ritmo, además de que contarás con apoyo incondicional por parte de tu equipo de trabajo.

No olvides delegar las actividades necesarias para que no realices todo por tu propia cuenta (tanto con tu equipo de trabajo, como los miembros de tu familia) y puedas mantener un equilibrio sano entre tu vida como emprendedora y mamá.

Aplicaciones que apoyen a la flexibilidad

La tecnología siempre estará a favor del emprendimiento, por lo que debes aprovechar todos los recursos que te ofrece para realizar tus actividades de manera productiva.

Existen un sinfín de aplicaciones que te pueden ayudar en el rendimiento de tus tareas:

  • Redacción de contenido.
  • Monitoreo de redes sociales.
  • Atención al cliente.
  • Gestión del tiempo.

 

Lo increíble de esto que puedes hacer uso de ellas desde cualquier dispositivo móvil, lo que te da la posibilidad de trabajar en dondequiera que te encuentres, aprovechando hasta el más mínimo momento para sacar adelante tu negocio en línea.

Enamórate de tu idea de negocio

No solo se trata de buscar montar un negocio por el éxito que ha presentado, o por no considerar otras opciones. Emprender un negocio desde casa que no te apasione, te pesará más que el hecho de no hacer nada.

Si el proyecto que estás emprendiendo no merece tu completa dedicación, terminará fracasando, y no solo se perderá el tiempo de calidad con tu familia, sino también la inversión económica que hayas realizado.

Antes de iniciar un negocio, planéalo muy bien, considera todas las posibilidades, visualiza a futuro y elige la opción que te convenza por completo para que no se convierta en una carga de trabajo.

Ser madre y emprendedora tal vez en un principio te parezca una tarea complicada, pero si te organizas y trabajas con las personas indicadas, verás que los beneficios y la satisfacción obtenida compensarán cada minuto invertido. Además, recibirás nuestra ayuda en cada etapa del proceso.

¿Qué esperas? Te aseguramos que no te arrepentirás.


Artículos relacionados