¿Recuerdas alguna ocasión, quizá cuando asistías al colegio, haber estudiado para un examen en en el que hayas tenido que poner a prueba tus habilidades para memorizar algo?

Me imagino que si. Probablemente ese mismo día despertabas algo nervioso al sentir la cantidad de información que parecía ya estar desbordando de tu sistema lista, para ser preguntada.

Salías finalmente del examen con una sensación de liberación y vacío de información, continuabas con tu vida y seguramente toda esa información pasaría a mejor vida después de un rato.

Sin embargo, sin dar por hecho que este fuera siempre el caso, seguramente existieron otras ocasiones en las que hayas querido adentrarte en un tema completamente nuevo, el cual quisieras comprender a profundidad.

El conocimiento en el ser humano es una herramienta increíble a la hora de querer permear información que prevalezca de manera permanente y no se olvide después de ser evaluada, en este caso, el proceso de estudio se vuelve completamente diferente al de solamente memorizar.

Para realmente comprender algo es necesario encontrar un sustento personal que relacione un conocimiento nuevo con algo que ya conozcamos. Es decir, es necesario construir una red asociativa que le dé sentido a cualquier información que estemos a punto de procesar  y así asegurarnos de que lo aprendido realmente permanezca.

Esto mismo sucede con los negocios. Cada uno de ellos tiene una historia detrás, lista para ser relatada. Sin embargo, es importante que dicha historia logre transmitir un lazo emocional que sea tan atractivo que se convierta en una historia digna de ser recordada.

Los blogs se han convertido en un espacio ideal para dar vuelo a estas historias. Reuniendo a personas que quieren aprender y por el otro lado, personas dispuesta a compartir dichos aprendizajes. Esto hace que el blogging se convierta en una herramienta educacional que construye aprendizaje y verdadera noción sobre un tema.

En el mundo comercial en el que actualmente vivimos, en donde parece que hasta las piedras tienen ganas de vendernos algo, el blog toma el papel de ser una herramienta amigable, informativa y menos intrusiva de acercarnos a consumidores y productores.

Sorprendentemente, las ventas que reflejan aquellos negocios que se esmeran en incluir un contenido de calidad dentro de su blog, generalmente es superior y no solo eso, sino que la compra de dicho producto es incitada de manera auténtica.

Con lo anterior te preguntarás, ¿qué será mejor idea?

  1. Tener un negocio y posteriormente crear contenido de calidad para generar una audiencia fiel e interesada en dicho negocio.
  2. Construir esa audiencia y posteriormente meditar: ¿cómo hacer para monetizar el interés de todas estas personas?

No existe como tal una respuesta acertada, sin embargo lo más cercano a lo correcto sería decir que se deben de tomar ambas acciones a la par.

Es decir, crear y compartir contenido interesante y de calidad al mismo tiempo que se construye un negocio. ¿Sabes porqué? Porque haces a las personas partícipes de la “historia” de tu nuevo negocio y no hay nada que nos guste más que una buena historia.

Es probable que muchas veces los usuarios no retengan si quiera en qué consiste el producto que vendes, sin embargo, la historia de tu negocio seguro se quedará grabada. Para tu beneficio, el ser humano adora las historias y más, aquellas que despiertan sentimientos de valor.

Con este escrito,

Cuando pienses en tu negocio, relaciona ese mismo instante con las palabras exactas y la historia que quieres comunicar. Acuérdate de que esa historia puede despertar a cualquier lector que tenga el gusto de dar con tu historia.

Llegó la hora de despertar,

“Buenos días”

Atte. Shoperti


Artículos relacionados